¿QUÉ LE PASA A ESTE NIÑO?

¿QUÉ LE PASA A ESTE NIÑO?

ESCENARIO

Una idea para la decoración del frontal del escenario puede ser dibujar un gran mural en el que se vean los distintos productos y profesionales que son necesarios para fabricar una prenda de vestir como puede ser un abrigo. En primer lugar dibujaríamos una oveja, varios ovillos de lana, a continuación un telar, después unos rollos de tela y por último un sastre confeccionando la prenda de vestir. ¿Demasiado? Creo que si que sería demasiado para tan poco teatro, pues nada una cosa simple, motivos de peques y va que chuta.

PERSONAJES

NIÑO. Niño o niña vestidos normálmente.

BÚHO. Niño o niña disfrazados de búho. Con máscara de cartulina o con goma espuma.

PEZ. Niño disfrazado de pez. De la misma manera que el anterior.

DOCTOR. - Niño o niña disfrazados de doctor médico.

VAQUITA. Niña disfrazada de vaquita. Seguro que os apañáis. Si no hacéis una máscaras de vaquita.

CERDITO. Niño disfrazado de cerdito. En el Tomo I incluí una máscara de cerdito que, en os podría sacar de algún apuro.

ABEJA. Niña disfrazada de abeja. Con el cuerpo de goma espuma y alas de cartulina queda de escándalo.

GALLINA. Niña disfrazada de gallina. Os digo lo mismo que para el cerdito.

MONO. Niño disfrazado de mono. Si compráis una máscara de mono en los "veinte duros" lo demás lo arregláis con leotardos negros, camiseta negra y cola larga.

SASTRE. Niño disfrazado de sastre. Yo le pondría pantalón largo negro, chaleco y un metro de costurera colgando del hombro.

TEJEDOR. Niño disfrazado de tejedor. Algo así como con pantalón largo camisa con mangas remangadas y tirantes estilo "años treinta"

MAMÁ. Niña disfrazada de mamá. Aquí sobra todo.

OBJETIVOS PEDAGÓGICOS

Aparte de que este tema es bueno para estudiar los alimentos procedentes de los animales el tema central es explicar el proceso que se sigue para producir una prenda de vestir.

EDUCACIÓN EMOCIONAL

Emocionálmente pretendo educar en el valor de la solidaridad y la empatía. La obra presenta a un niño llorando y todos los personajes se interesan por él, eso es lo que quiero trasmitir. Preocuparnos por el sufrimiento de los demás siempre es un valor positivo. ¡Que bonito sería el mundo si lo consiguiéramos!

VOCABULARIO.

Abrigo, aburridito, agua, ahogará, dañar, chacina, colmena, doctor, fiambre, hambre, irrites, madejas, misterio, motilar, paño, pena, telar, tejedor, tocino, repelente, sed.

DURACIÓN. Aproximadamente quince minutos.

Obra escrita para los niños de Infantil de 3, 4 y 5 años.

DIFICULTAD. Escasa, pensada para niños de Infantil y de primer Ciclo.

(Comienza la obra con el narrador colocado en un extremo del escenario sobre una silla. Un niño se coloca en el centro del escenario y hace como que llora, van apareciendo en el escenario distintos animales)

ACCIÓN

NARRADOR. - En el campo un niño chiquito esta llorando. Como no sabe hablar, no sabemos por qué llora, pero él no para de llorar. Pasó por allí un búho y se le acercó.

(Entra en el escenario el búho que se acerca al niño)

BÚHO. - Un niño llorando. (Se dirige al niño)¿Qué te pasa? ¿Por qué lloras? (Ahora se dirige al público) Creo que no sabe hablar y por eso no nos lo puede explicar. ¡Qué pena! ¿Por qué llorará?, ¿tendrá hambre?, ¿tendrá frío?, ¿tendrá sueño?. ¿Qué le pasará al pequeño? No se calla. Esto es un misterio. (Mira al público y pone cara de interrogación?

NARRADOR. - Al búho le dio pena y pensó cómo lo podría ayudar. De pronto, del río asomó la cabeza un pez y dijo:

(Entra en escena el niño que hace de pez, se acerca al niño que llora y dice:)

PEZ. - ¿Niño por qué lloras, se puede saber? (Espera un poquito y al ver que el niño no contesta a su pregunta y sigue llorando dice:) Yo lo se, yo lo se. Creo que este niño llora porque tiene mucha sed. Debes meterlo en el río para que se harte de beber. (El pez hace ademán de quererlo meter en el río pero el búho lo detiene)

BÚHO. - ¡Qué dices! ¡Qué dices! ¿Meterlo en el río de narices? Eso no puede ser. Se ahogará el pobrecito porque el niño no es un pececito. Creo que lo mejor es que llamemos al doctor.

BÚHO Y PEZ. - ¡Doctor, doctor, venga corriendo, por favor!

NARRADOR. - Corriendo, a toda pastilla llegó una doctora que venía en zapatillas.

BÚHO. - ¡Bienvenida doctora! Mire a ver que le pasa a este niño que llora.

(Entra en el escenario una niña disfrazada de doctora, se dirige hacia el niño, lo examina y ...)

DOCTORA. - Si, lo tengo claro, al niño le están saliendo los dientes y está un poquito repelente. Dale este jarabe de caramelito y se quedará tranquilito.

(El búho le da el jarabe al niño pero este sigue llorando)

NARRADOR. - Al poco rato y andando despacito pasó por allí un cerdito que estaba muy gordito.

(Aparece el cerdito en el escenario)

BÚHO. - Cerdito, un momento, por favor, aunque no seas doctor danos tu opinión. ¿Qué le pasará a este niño tan llorón?

(El cerdito se acerca al niño, lo examina y dice:)

CERDITO. - Un niño llorando. Vamos a ver, vamos a ver. Yo creo que este niño tiene gana de comer. Si, está claro llora de hambre, lo que necesita este niño es comer carne, tocino y un buen fiambre.

(El cerdito le ofrece productos del cerdo; como jamón, chorizos., tocino etc pero el niño no lo quiere y vuelve a llorar)

PEZ. - Que no cerdito, no tiene hambre, lo que tiene es sed hay que meterlo en el río para darle de beber.

BÚHO. - Y dale con la sed, te digo yo que no tiene sed.

NARRADOR. - Y en esa misma hora llegó una niña saltando a la comba.

(Entra en el escenario la niña saltando)

BÚHO. - Niña, un momento, por favor mira a ver lo que le pasa a este niño que es muy llorón.

(La niña lo examina y dice)

NIÑA. - Es muy sencillo para que se calle este nene gordete le tenéis que dar un chupete.

(La niña le mete un chupete al niño pero este sigue llorando.)

NARRADOR. - Al poco rato y en medio de unas matas apareció la señora vaca.

(Aparece en el escenario la niña disfrazada de vaca y se acerca al niño)

CERDITO. - Señora vaca ¿usted qué opina? ¿Por qué llora este niño? No cree usted que necesita una buena chacina.

VACA. - Quita, quita los niños pequeños no comen esas cositas. Yo creo que este niño necesita un biberón de leche calentita.

(La vaca le ofrece un biberón pero el niño lo rechaza y sigue llorando)

VACA. - No se, no me lo explico, por qué no quiere el bibe calentito.

PEZ. - Hacerme caso y darle de beber. Meterlo en el río ya de una vez.

VACA. - ¿Qué dices tú? Como lo metamos en el río se ahoga y no dice ni muuu.

BÚHO. - Y la perra que ha cogido con que lo metamos en el río. (Riñéndole al pez) ¡Es que no ves que un niño no es un pez!

NARRADOR. - Al poco rato y jugando con un calcetín apareció por allí un monito saltarín.

(Entra en el escenario un niño disfrazado de mono, se acerca al niño dando saltos y jugando con un calcetín)

TODOS. - Mono saltarín, mono saltarín ¿Por qué llorará este niño? ¿Qué te parece a tí?

(El mono se acerca al niño y le empieza a hacer monerías, le tira de las orejas, de las manos, de los pies y dice:)

MONO. - Yo lo que creo es que este niño llora porque está aburridito voy a jugar con él ya veréis como se calla en un momentito.

(El mono vuelve a jugar con el niño haciéndole más monerías pero el niño no para de llorar y le dice que no con la cabeza)

CERDITO. - Déjalo ya monito que lo vas a volver loco al pobrecito.

(El mono se aleja del niño con resignación)

NARRADOR. - Con mucho salero llegó hasta allí la tita del niño que se llama Consuelo.

(Se acerca al niño, le toca el culito y ...)

TITA. - ¡Santo cielo! ¡Pobre chiquitín! ¡Cómo no va a llorar el niño si se ha hecho pipí! Yo le cambio el dodotis, le lavo el culito y con polvos de talco se quedará agustito.

(Hace todo lo que ha dicho pero el niño sigue llorando)

TITA. - No lo se, no lo entiendo ¿Por qué sigue llorando yo no lo comprendo?

(Se aparta a un lado del escenario)

NARRADOR. - Volando y zumbando desde su colmena vino una abeja que estaba haciéndose la cera.

(Entra en el escenario haciendo como si volara la niña disfrazada de abeja y se coloca en medio de todos)

ABEJA. - ¿Qué pasa aquí? ¿Por qué tanto ruido? ¿Qué le habéis hecho al niño que llora con tantos berridos?

(La abeja se pone con las manos en las caderas interrogando a los demás)

MONO . - No te irrites abejita, no le hemos hecho nada, no lo sabemos y nos gustaría averiguar por qué no para de llorar.

ABEJA. - (La abeja se acerca al niño y lo examina) Ya se lo que le pasa, lo que tiene son anginas. Hay que darle una cuchara de miel y una aspirina.

(La abeja le da al niño una cuchara de miel pero el niño sigue llorando y estornuda)

NIÑO. - (Tose)

ABEJA. - ¡Pues va a ser que no! Ahora le ha dado tos.

NIÑO. - ¡Achis, achis!

NARRADOR. - El señor don Búho que era muy sabio dijo cuando el niño hubo estornudado:

BÚHO. - Cavilando, cavilando digo que el niño está helado. El pobrecito está temblando y va a coger un resfriado.

CERDITO. - El búho tiene razón el niño llora de frío y hay que buscar solución.

VAQUITA. - Yo creo que para este caso lo mejor de lo mejor es comprarle un abrigo para que entre en calor.

BÚHO. - Si vaquita, creo que tienes razón. Pero ¿cómo conseguimos el abrigo que le quite el frío?

NARRADOR. - Por casualidad pasó por allí un sastre que se iba a la ciudad.

(Entra en el escenario el niño disfrazado de sastre. Se pasea delante de ellos y lo llaman)

TODOS. - Señor sastre, por favor, tú que haces trajes y vestidos, hazle a este niño un abrigo que se nos va a morir de frío.

(El sastre se acerca al niño y hace como si le tomara medidas con el metro de costurera)

SASTRE. - Si claro, claro. El abrigo yo lo hago . Pero para hacer el abrigo necesito un metro de paño.

TODOS. - Para hacer un abrigo se necesita un metro de paño. ¿Ahora qué hacemos? ¿Dónde vamos a por el metro de paño?

CERDITO. - Yo creo que lo mejor es preguntarle al búho que está en aquel rincón.

(Previamente el búho se había separado del grupo y se había ido a un extremo del escenario)

TODOS. - Señor don búho, díga la verdad, para encontrar buen paño en dónde hay que buscar.

NARRADOR. - Don búho que era de los sabios el mejor, pensó, pensó y pensó.

(El búho hace gestos de pensar)

BÚHO. - Después de mucho pensar digo que para conseguir el paño hay que ir a un telar.

NARRADOR. - Todos los animales, con mucha seriedad fueron a por el paño a un buen telar.

(Todos los niños se mueven por el escenario como si fueran al telar que habríamos colocado en un extremo)

BÚHO. - Señor tejedor que tejes en el telar haga usted un metro de paño para hacer un abrigo para abrigar a este niño que se nos muere de frío.

(Aparece en el escenario un niño disfrazado de tejedor)

TEJEDOR. - Yo tejería el paño de buena gana, pero para tejer el paño, necesito lana.

VAQUITA. - Para hacer un abrigo el sastre necesita paño y para hacer el paño el tejedor pide lana. Esto se nos complica, vaya vaya.

TODOS. - ¿Qué hacemos? Y el niño no para de llorar.

NARRADOR. - Don búho se puso a pensar y después de largo rato empezó a hablar.

BÚHO. - Ya lo tengo si necesitamos lana a la oveja hay que ir a buscar.

(Se acercan todos al extremo opuesto del escenario y llaman a la oveja)

TODOS. - ¡Oveja, oveja! Venga usted un momento y de buena lana nos traes unas cuantas madejas.

(Entra en el escenario la niña disfrazada de oveja)

OVEJA. - ¿Qué queréis a estas horas, tan de repente? Estaba yo haciéndome la permanente

TODOS. - Señora oveja, denos usted lana para que el tejedor haga un paño y el sastre haga un abrigo para abrigar a este niño que se nos muere de frío.

OVEJA. - ¡Vaya por Dios! ¡Que mala pata! Ayer me motilaron y hoy no tengo lana. Si queréis que la lana me crezca debéis darme hierba.

PEZ. - Ahora esta pide hierba. ¡Qué desilusión! Con lo fácil que era meterlo en el río de un empujón. Señor búho, señor búho busque usted la solución.

BÚHO. (El búho ladea la cabeza, se coloca una pluma y señalando hacia el prado dice) - Debéis ir a hablar con el llano prado que está dormido en la ladera haciendo el vago.

(Todos se dirigen hacia el prado que se habrá colocado recostado en el otro extremo del escenario haciéndose el dormido)

MONO. - Señor prado. ¡Por favor! (Le tira de las orejas) Denos usted hierba para dársela a la oveja, para que la oveja nos de lana, para dársela al tejedor y que nos de paño, para dárselo al sastre que haga un abrigo que se lo pongamos a este niño que se nos muere de frío.

PRADO. - ¡A buenas horas pedís hierba! Ayer me aguadañaron y la hierba se llevaron. Ahora estoy seco, tengo mucha sed. Si queréis que la hierba me vuelva a crecer tenéis que darme agua que me riegue bien.

OVEJA. - Agua, agua. El prado pide agua. Debéis darle agua al prado para que él me de hierba y yo os de lana.

TEJEDOR. - Lleváis la lana al telar y yo os tejo el paño.

SASTRE. - Me traéis el paño a mí y yo os confecciono un abrigo.

RESTO. - Y se lo ponemos a este niño para que no tenga frío. Pero señor búho, señor búho ¿Quién nos dará agua?

BÚHO. - (Mueve la cabeza. Se coloca una pluma. Mira hacia la nube) - ¡Ajá, ya se! Una idea tuve. Debéis pedirle el agua a la blanca nube.

(Todos se dirigen hacia la nube que previamente se habrá colocado en el otro extremo del escenario subida sobre una silla)

VAQUITA. - Señora nube que estás en lo alto, debes darle agua al prado que está en el llano.

NUBE. - Y para qué quiere el prado el agua vamos a ver.

VAQUITA. - El prado necesita agua para producir hierba para dársela a la oveja para que la oveja de lana, para dársela al tejedor para que teja paño, para llevárselo al sastre y que haga un abrigo y se lo pongamos a este niño que se nos muere de frío.

NUBE. - ¡Vaya, vaya! Si es por el niño por lo que queréis el agua ahora mismo os la daré y empezaré a llover.

(La nube coge una regadera y riega al prado)

PRADO. - ¡Qué bien, qué bien! Ha empezado a llover. Ya siento que la hierba me vuelve a crecer. Oveja ovejita, toma hierba fresquita.

(El prado le ofrece a la oveja un manojo de hierba. La oveja la coge y hace como que la come)

OVEJA. - ¡Qué rica, qué rica! Ahora de buena gana yo os doy la lana. (Le da lana a la vaquita. La vaquita se la da al tejedor)

VAQUITA. - Señor tejedor. ¡Vamos, vamos! Tome usted la lana, téjanos el paño. (El tejedor toma la lana la observa y dice:)

TEJEDOR. - Es verdad, es verdad. Esta es una lana de buena calidad, la pondré en mi telar y tejeré un paño.

(El tejedor hace como que pone la lana en su telar y saca un paño, le da el paño al pez quien se lo entrega al sastre)

PEZ. - Señor sastre que coses con aguja e hilo, tenga usted el paño y haga usted el abrigo.

(El pez le da el paño al sastre, el sastre lo coge y dice:)

SASTRE. - Muy bien si tenemos el paño yo el abrigo haré. (Hace como que manipula el paño y saca un abrigo y se lo ofrece al búho y le dice:) Tenga usted, tenga usted ya hice el abrigo en un santiamén.

(Le da el abrigo al búho, este lo coge y se lo pone al niño)

BÚHO. - ¡Pobrecito niño, qué frío habrás pasado! Te pongo un abriguito y terminará tu llanto.

(Le pone el abrigo pero el niño sigue llorando)

No puede ser, ya no tiene frío, el abrigo es de buen paño. Si no tiene frío ¿Por qué sigue llorando?

(Hace gestos de que no entiende nada)

VAQUITA. - ¡Qué contrariedad, qué desengaño! Ya no tiene frío y sigue llorando.

CERDITO. - ¡Qué equivocación, ya lo decía yo! El niño tiene hambre, darle un salchichón.

PEZ. - Que no, que no. Lo que le pasa a este niño es que tiene sed, meterlo en el río y que se harte de beber.

NARRADOR. - Los animalitos buscaban una solución pero el niño más lloraba sin consolación. Tan fuerte lloraba que su mamá lo escuchó y corriendo corriendo en brazos lo cogió.

(Entra en el escenario la niña que hace de mamá, coge al niño en brazos y le dice:)

MAMÁ. - ¿Qué tiene mi niño? ¿Qué tiene mi bien? ¿Por qué llora mi tesoro? Yo le doy besitos y le hago mimitos ya veréis como mi niño se pone contentito.

(Le da dos o tres besos y el niño deja de llorar y se ríe)

BÚHO. - Está claro, claro está que lo que quería el niño era a su mamá.

TODOS. - ¡Qué tendrán, las mamás!

¡Qué tendrán, qué tendrán!

Que sus niños

con besitos y mimitos

dejan de llorar

FIN